Vía Campesina denuncia atentado de transnacionales y gobierno contra maíz mexicano

0
688

El país considerado el centro de la diversidad del maíz está amenazado. México puede sufrir el golpe de tener, en breve, plantado en sus tierras cerca de 2,4 millones de hectáreas de maíz transgénico, según denunció ayer la Vía Campesina. Las transnacionales Monsanto, DuPont y Dow esperan una respuesta del gobierno.

La organización internacional insiste que una respuesta positiva sería ‘un crimen contra la humanidad’, pues el área a ser sembrada es del tamaño de El Salvador, además en México existen miles de variedades en los campos de las comunidades campesinas e indígenas que podrán ser afectadas. Vía Campesina añade que hoy el maíz es uno de los tres principales alimentos, por lo que la contaminación de los maíces en México por transgénicos representa una amenaza para todo el planeta.

“Desde hace veinte años, el gobierno en México pone en peligro nuestra soberanía alimentaria al abrir la agricultura al comercio libre, inundándonos de maíz barato de mala calidad, y dejando a miles de campesinos en la pobreza. Ahora, buscan envenenarnos con maíz transgénico. No lo vamos a permitir”, aseguró Alberto Gómez, de la Vía Campesina en México.

Los riegos de los transgénicos aún no fueron evaluados de forma apropiada, pero un estudio publicado recientemente en Francia asegura que el maíz transgénico pude causar graves daños a la salud. Ratas fueron alimentas con maíz transgénico y demostraron altas incidencias de cáncer y daños a sus órganos vitales. En México, la variedad de maíz que quieren sembrar las transnacionales, conocida como “NK 603”, es la misma del estudio.

Guy Kastler, de la Vía Campesina en Francia, habló de la movilización en Europa contra los transgénicos y pidió apoyo al pueblo de México.

“Todas las plantas transgénicas contaminan los cultivos campesinos a través de genes patentados por las multinacionales, y de esta forma impiden que los campesinos utilicen sus propias semillas. Es por eso que en Europa hemos presionado para tener leyes que hoy en día prohíban los transgénicos en nuestros campos y en nuestros alimentos. Desde Europa y todo el mundo necesitamos apoyar al pueblo de México para resistir contra las transnacionales”.

La Vía Campesina convoca sus organizaciones, la sociedad civil, campesinos y campesinas a la acción, a hacer un rechazo a las demandas de Monsanto y a realizaren, en sus países, movilizaciones para demostrar la grave irresponsabilidad del gobierno Mexicano y denunciar el atentado contra el maíz mexicano.

La organización sugiere denuncias en las sedes de las transnacionales Monsanto, DuPont, Dow, y los gobiernos que las apoyan; denuncias ante instancias como la FAO y el Convenio de Biodiversidad (CBD) de las Naciones Unidas; presión en las embajadas del gobierno mexicano en todo el mundo y difusión de información en todos los medios posibles.