El Tabardillal: Santuario Ecológico de México

Miembros del Pacto Mundial Consciente visitan el rancho ecológico El Tabardillal, México.

0
1729

Un letrero de madera colgado a lo alto de unas puertas nos indica que hemos llegado al Tabardillal, donde el olor de pinos y cedros se combina con el rocío de una mañana fresca. Se escucha el canto de pájaros proveniente del interior del frondoso bosque donde campanillas moradas y flores silvestres cohabitan. Un rottweiler con brillante pelo negro nos recibe agitando la cola, se llama “Cejas”. El suave viento corre encima de los campos de avena orgánica agitando sus granos todavía no maduros. Un arroyo cruza el Tabardillal, decorado con curiosas matas de zarzamora que se esconden entre maleza verde crecida por las lluvias del verano. Encinos y Abetos se alzan hacia las nubes exhibiendo su antigua edad.

DSCN0442

Salvador y Ema, una pareja de maestros comprometidos con la educación y el medio ambiente en México, son los guardianes de este recinto ecológico ubicado a cuatro kilómetros de Pátzcuaro, pueblo mágico declarado Patrimonio Cultural de Humanidad por la UNESCO. El nombre de esta biósfera se debe al tabardillo, pequeña flor silvestre de color blanco.  “Dependiendo de la estación puedes ver cubierto el prado de flores amarillas, blancas o rosas” , nos comenta el arquitecto Salvador Rocha, Director del Tecnológico Universitario de México en Azcapotzalco. “Hace más de 30 años que llegamos aquí, no había nada, pero ahora albergamos grupos de 40 alumnos para que vengan y convivan con la naturaleza”, declara la maestra Ema Grunhut, Jefa de Relaciones Públicas de dicha institución.

DSCN0423

El dueño anterior, decidió vender el Tabardillal únicamente a esta singular pareja ya que sólo ellos se habían comprometido a preservar el bosque sin fraccionarlo, ni explotar sus suelos y maderas, manteniendo así un ecosistema equilibrado que se conforma de una fauna salvaje como coyotes, zorros, correcaminos y conejos; así como un sin fin de variedades de aves que van desde el gorrión hasta las águilas. “Estos son nuestros compromisos con las generaciones venideras” afirma Salvador, quien junto con Ema, crearon un programa eco-turístico con la Universidad realizando visitas periódicas de estudiantes y maestros de biología e historia provenientes de la Ciudad de México, para estudiar la flora del lugar así como conocer los aspectos culturales de la región.

Avena

El Tabardillal es el sueño que han compartido Ema y Salvador, a chicos y grandes durante más de 20 años. Este santuario ecológico de aproximadamente 120 hectáreas, es un centro ejemplo de la cultura eco-turística que requiere Latinoamérica para el beneficio de la Humanidad.