Te Awa Tupua: Nueva Zelanda reconoce los derechos del rio como persona

0
1746

El relato que continua refiere la anatomía de una gran victoria para el mundo entero, un hito, que paso cuasi inadvertido por los noticieros del mundo, y que muy bien puede ser el principio de la historia posterior de la humanidad, un futuro en el que los valores que nos atañen a todos, puedan ser observados con más responsabilidad, en cuanto a lo que no somos nosotros mismos, pero de lo cual inexorablemente depende nuestra propia existencia. El principio de la historia de una nueva humanidad.

El río Whanganui, es el mayor río de la isla norte de Nueva Zelanda, islas originalmente habitadas por el pueblo Maorí. En su idioma natal, la palabra “Iwi”, se refiere a una unidad social, y podemos entenderla como “tribu” o “clan”, para los Iwis del río Whanganui, el río es una entidad con dimensiones físicas y espirituales, y lo llaman Te Awa Tupua, palabra que define las intrínsecas relaciones, entre ellos mismos y los aspectos espirituales de esta entidad, tal como lo explica un viejo proverbio de los Iwis del Whanganui, “Ko au te awa Ko te awa ko au – Yo soy el río, el río soy yo”.

La Ubicación del río Whanganui

Ubicación del río Whanganui

La preocupación de los Iwis del Whanganui por la salud e integridad del río, se mostró como peticiones al parlamento de su país por primera vez, en el año de 1883, y fueron seguidos con acciones judiciales y negociaciones con la Corona (Nueva Zelanda es una Monarquía parlamentaria), que continuo hasta hace unos cuantos años atrás, cuando finalmente el 30 de agosto del año 2012, se le concedió a Te Awa Tupua, el estatus de persona legal, “de la misma forma que una compañía, lo que le dará derechos e intereses”, según lo dijo un portavoz del ministro del tratado.

La instancia última de esa persistente lucha, fue la demanda Wai 167, presentada al tribunal Waitangi por Hikaia Hamonia y miembros de la Whanganui River Maori Trust Board, en representación de todos los Iwis del Whanganui, el 14 de octubre de 1990, que entre otra cosas, reclama la reivindicación de poder proteger al río Whanganui de los actos de agentes externos, en favor de los Iwis del Whanganui. Las partes de la demanda Wai 167 fueron oídas por el tribunal en el año de 1994, y el tribunal dio su pronunciación oficial al respecto en el año de 1999.

Los demandantes originales por los derechos del Río Whanganui

Los demandantes originales

El Tribunal de Waitangi encontró entre otras cosas, que los actos de la Corona perjudicaban la posesión y el control del río Whanganui y sus afluentes de parte de los Iwis del Whanganui, y culpa en su omisión de proteger el rangatiratanga (la soberanía) de los Iwis del Whanganui sobre el río, siendo perjudicados en consecuencia.

A partir de ese momento, se comenzaron a buscar formas de definir este pronunciamiento en un contexto práctico, hecho que ocurrió el 13 de Octubre del 2011, cuando se firma el “Acta de Entendimiento”, finalmente, el 30 de Agosto del 2012 el acuerdo llamado “Tūtohu Whakatupua” fue firmado entre los Iwis del Whanganui y la Corona, en el pronuncian su compromiso conjunto para el progreso y cuidado de Te Awa Tupua y la liquidación final de esta reclamación centenaria e histórica.

Te Awa Tupua en un día cubierto

Te Awa Tupua en un día cubierto

Entre los arreglos dentro de «Tūtohu Whakatupua», está el reconocimiento del río Whanganui como Te Awa Tupua, como una sola entidad, desde sus fuentes hasta su desembocadura, incluyendo sus afluentes y el lecho del río, y el reconocimiento sin precedentes de Te Awa Tupua, como entidad jurídica por derecho propio.

El hecho de tener que reglar una situación en particular implica también el hecho de que por propia voluntad y acuerdo no se respeta, pero también implica la voluntad de querer hacerlo, tal vez este lejano el día en que los humanidad en conjunto, respeten el entorno que lo sostiene como un acto de amor, solidaridad y civilización, hasta que ese día llegue, el Pacto Mundial Consciente celebra la victoria, de ese gran día, que fácilmente puede ser el primer día del resto de nuestra historia.

Usted puede descargar un documento pdf con el contenido del tratado (en inglés) AQUÍ