Las Naciones Unidas del Espíritu por la “Machi” Mapuche Francisca Linconao

0
1695

Los atropellos a los ancianos, líderes espirituales del pueblo mapuche son un crimen contra toda la humanidad.

Esta es la razón por la cual cofundadores del Pacto Mundial Consciente junto con artistas conscientes (Chaskis como Moyenei Valdes) y otros líderes, se reunieron el pasado 26 de Setiembre, ante las oficinas de la corte de apelaciones de Temuco y la fiscalía regional para manifestar su solidaridad y protestar contra el injusto encarcelamiento de la “Machi” Francisca Linconao Huircapan.

La Machi Francisca Linconao Huircapan

La Machi Francisca Linconao Huircapan

Porque estamos unidos a través de las Naciones Unidas del Espíritu (NUE), no podemos aceptar que nuestras autoridades espirituales sean maltratadas y sometidas a tratos injustos desde cualquier punto de vista, consideramos que se trata de un atentado a la diversidad cultural y espiritual de los pueblos.

Francisca Linconao Huircapan es una anciana reconocida como “Machi” del pueblo mapuche. “Machi” se refiere a una líder espiritual y religiosa, consejera y protectora, una abuela sabia, quien opta por el título no por decisión propia sino por designio de su pueblo, debido a su comportamiento intachable, su coraje y sus conocimientos.

La Machi en el año 2009, en ejercicio de su deber, logró una sentencia a su favor para evitar la tala de árboles nativos en un territorio, en consideración de su valor espiritual y cultural para el pueblo mapuche, apoyada en el convenio 169 de la OIT, convenio ratificado por 22 estados que garantiza el derecho de los pueblos indígenas sobre su territorio.

Lo que sigue es una evidente venganza, una imputación inverosímil apoyada por los ejecutores de la justicia en su país, cuando a la Machi se le acusa de la muerte del matrimonio Luchsinger-Mackcay, fue allanada, despojada de sus vestimentas tradicionales y llevada a encarcelamiento en presencia de su pequeña nieta.

Este suceso del año 2013 fue un atentado contra la dignidad y los derechos como autoridad tradicional de la Machi, que se demostró posteriormente como un montaje, un intento de involucrarla en un hecho execrable, comprobada su inocencia la Machi demandó al gobierno chileno, ganando la demanda.

La salud de la Machi se deterioró visiblemente debido a estos sucesos, manifestándose una gastritis erosiva crónica, hipertensión arterial Crónica, lumbago mecano-postural, síndrome depresivo-ansioso, hombro doloroso leve, grave baja de peso, osteoporosis lumbar y en ambas caderas con grave riesgo de fractura, debidos, como ella dice, al hecho de mantenerla alejada de sus territorios sagrados, del servicio a su comunidad y sus vestimentas tradicionales.

Miembros de la policia chilena arrestando a La Machi Francisca

Miembros de la policia chilena arrestando a La Machi Francisca

En el presente año se reinició su investigación y detención, con arresto carcelario, pero debido a su condición de salud se le otorgó que las medidas cautelares se cumplan en su domicilio, sin embargo, continúa siendo “rotulada” como un ‘peligro para la sociedad’ de acuerdo a la ley antiterrorista.

En palabras de la Machi:

“Son muchas las interrogantes que tengo, ¿por qué nuevamente el Estado me acusa de algo que no he cometido? Nunca me imaginé vivir un segundo allanamiento, de noche, transgrediendo mi espacio sagrado y rompiendo nuevamente mi equilibrio. ¿Por qué se quiere dañar la imagen de una Machi?”

Así se pronuncia la Machi en una carta remitida a la presidenta del estado Chileno Michelle Bachelet, en busca de una justicia negada. Se le ha despojado de sus derechos y sus prácticas culturales y espirituales, por intereses particulares apoyados por los ejecutores de la justicia chilena.

Finalmente en la misma carta la Machi concluye:

“…lo que yo busco urgentemente es vivir en dignidad en mi territorio, restablecer mi equilibrio, seguir desempeñando mi rol de Machi ayudando a chilenos y mapuches a mejorar su salud.”

Protesta de las naciones Unidas del Espíritu en la corte de apelaciones

Protesta de las naciones Unidas del Espíritu en la corte de apelaciones

El Pacto Mundial Consciente se aúna a la protesta de las Naciones Unidas de Espíritu, en defensa de una abuela, la Machi Francisca, una benefactora de su pueblo, una anciana cuyo único delito ha sido proteger los territorios sagrados para el beneficio de toda la humanidad.

Su ejemplo es heroico y la seguiremos apoyando desde las Naciones Unidas del Espíritu.

Le dejamos el enlace a la carta de la Machi Francisca a la presidenta Michelle Bachelet J. AQUÍ