Pueblos del Amazonas se declaran a favor de los derechos de la Naturaleza

0
904

Una lucha que no cesa como la de los indígenas Mundurukú actualmente para proteger su territorio del complejo hidroeléctrico en la cuenca del Tapajós en Brasil o la lucha del pueblo Waorani en defensa de sus derechos de territorio en la amazonia.

Son reflejo de una defensa cada vez más organizada en la que no solo participan los propios habitantes de la atropellada amazonia, sino organizaciones como el Pacto Mundial Consciente y muchos otros, esta unión tiene vital importancia porque solo juntos podremos hacer sentir nuestra voz en el mundo.

Casa de la cultura lugar donde se realizo la asamblea

Casa de la cultura lugar donde se realizo la asamblea

Uno de estos trascendentales encuentros se realizó en Leticia, Colombia, hace un tiempo atrás cuando autoridades indígenas del trapecio amazónico colombiano (Abuelos), organizaciones y artistas (Chaskis) se reunieron en un festival multicultural en reconocimiento de la importancia del amazonas para los pueblos, los animales, las plantas y la ecología mundial.

A pesar de la importancia de su mensaje, la noticia resultó irrelevante para los medios de comunicación convencionales. Pero los ciudadanos conscientes de este planeta hacemos eco de este clamor masivo por la vida del Amazonas.

Se enfatizó en esta asamblea que la respetuosa visión ancestral, eco-amigable es fundamental para la recuperación y la protección, no solo de las condiciones de vida de sus habitantes sino de la madre que alimenta a este importante ecosistema pulmón de la tierra.

Los lideres indigenas en exposicion en la asamblea de leticia

Los líderes indigenas en exposicion en la asamblea de leticia

“Considerando que la paz no es otra cosa que el reconocimiento de los derechos de la naturaleza, porque la paz libera la vida y que ahí estamos todos y todas”

Además, se destacó que ya existe una forma subyacente de entender y tratar la naturaleza, forma que ha existido exitosamente desde hace miles de años y que ha sido interrumpida por la era industrial en desmedro de la salud del planeta entero.

De esta forma se reclama fortalecer la unidad y solidaridad mundial en defensa del AMAZONAS – MADRE DEL AGUA, y el restablecimiento de los derechos de la naturaleza como propios derechos del mundo en general.

Así la asamblea denuncia:

La deforestación y tala del bosque

El comercio y utilización ilegítima de plantas y animales

La imposición de cultivos modificados genéticamente

La falta de programas de salud y de alternativas de estudio y trabajo para la población joven

Denuncia que se refiere a la devastación de los territorios que deberían estar bajo protección de los pueblos indígenas, a cuenta de proyectos agropecuarios extensivos, hidroeléctricos, de extracción minera y programas de turismo no manejado por las comunidades y, por lo tanto, inconsultos.

Manu chao en conferencia de prensa recien llegado a leticia

Manu chao en conferencia de prensa recien llegado a leticia

Por lo cual el consenso se dio en revitalizar los derechos de la naturaleza, desde los Consejos de ancianos como entes dinamizadores y orientadores del desarrollo propio en el Amazonas.

En recuperar los cultivos ancestrales y naturales amazónicos y reconocer, honrar y respetar la semilla tradicional libre y el agua como elementos imprescindibles y sagrados que sostienen y equilibran la vida en el planeta, porque somos de agua, de aire y de alimento.

Generar espacios de diálogo comunitarios y formular propuestas alternativas conjuntas que, desde el Amazonas, inspiren un movimiento por la naturaleza en Colombia y en el mundo.

Ruben albarran de cafe tacuva y carlos jaramillo en concierto por el amazonas

Rúben Albarrán de Cafe Tacuva y David Jaramillo en concierto por el Amazonas

Y por último, en hacer un llamado a todos los pueblos y sociedades a apoyar y difundir los derechos de la naturaleza, generando un movimiento de conciencia mundial de arte, trabajo y cultura alrededor de la región del Amazonas y a favor de la paz y la vida digna en el planeta Tierra.

Y declararon que:

“POR LOS DERECHOS DE LA NATURALEZA, EL AMAZONAS NO SE VENDE”