LAUDATO SI

0
1289

“Alabado seas, mi Señor, por la hermana nuestra madre tierra, la cual nos sustenta, y gobierna y produce diversos frutos con coloridas flores y hierba” con esta hermosa oración de San Francisco de Asís, el padre de la Iglesia católica, Francisco, empieza su carta encíclica “Laudato si”, la cual es un llamado a la unidad mundial como una sola familia, sustentada en su origen y en la interconexión como partes de un todo interdependiente, por la defensa de la Madre Tierra.

La carta del Papa Francisco, es un análisis profundo de la crisis ecológica que atraviesa el planeta, en cuanto a la manifestación de sus consecuencias no sólo a un nivel bio-ambiental sino en el deterioro de la justicia social, causados por los factores de desarrollo político-económico que nos llevan a esta crisis, y la consecuente degradación de los valores ético morales de la sociedad, los cuales a su vez agravan la crisis.

Laudato Si

El Papa Francisco

El Papa llama acertadamente “Paradigma Tecnocrático” al comportamiento que nos lleva a creer que somos dueños de todo lo que existe, y modificarlo a nuestro antojo según nuestra propia conveniencia en favor de un comportamiento consumista que aliente la economía global, sin duda describe perfectamente la irreal vorágine en la que se desenvuelve la sociedad, lo que además aceptamos como un comportamiento aceptable, producto de la evolución de la ética humana en un ambiente consumista.

Además, el papa Francisco propone un cambio en base a una “Ecología Integral”, que como su nombre implica incluye todos los factores del comportamiento humano que nos llevan a esta crisis, él nos explica aquí que no es posible sentir amor, por los animales o por el medio ambiente, sin sentir amor por nuestros semejantes, que la crisis no solo es ambiental, que es una manifestación de un problema más profundo, que tiene que ver con el comportamiento humano y su visión de lo que lo rodea.

Por lo tanto el cambio propuesto con una Ecología Integral atañe a todos los niveles de acción del ser humano, a todos los seres humanos como unidad y su vez respetando los valores históricos culturales de cada uno de los pueblos que conforma esa unidad, además del medio ambiente y los demás seres vivos.

Celebra también el hecho de que el movimiento por la recuperación del planeta ya comenzó, con las diversas acciones de muchos y múltiples grupos ambientalista alrededor del mundo, y al igual que el líder de la Iglesia Católica, el Pacto Mundial Consciente que trata de agrupar en una unidad a aquellas agrupaciones, celebra también, la declaración del Santo Padre de los Cristianos y como él, pensamos que se impone el dialogo, pues ya hay una conversación pendiente que puede unirnos a todos.

Referencia el pobre resultado de las cumbres internacionales, ya sea debido a la falta de consenso de las medidas de resguardo propuesto, o porque las medidas o regulaciones no son aplicadas adecuadamente o carecen de seguimiento, en todo caso, siempre prima el interés particular de los países más poderosos. Por otro lado, la visión del mundo como una sola patria, es una idea vigente que surge por su misma necesidad, y la necesidad de instituciones de gobernanza global sobre el uso y el abuso de los recursos naturales y el medio ambiente, son algo necesario.

Sustenta que en un mundo interdependiente, los estilos de vida, producción y consumo afectan a todos, y las soluciones por lo tanto deben darse desde una perspectiva global, como un proyecto en común, problemas tales como la agricultura sostenible y diversificada, recursos forestales y marinos, eficiencia energética, el reemplazo de la energía fósil, las energías renovables, etc. necesitan formas más eficientes de gestión a un nivel por encima del particular.

Es también hermoso constatar que la cosmovisión que el Santo Padre de los Cristianos ofrece como el respaldo necesario para el cambio en la conciencia de los seres humanos no varía en lo fundamental a la cosmovisión de la que hablan los pueblos indígenas y la mayoría de los diversos movimientos ecologistas, cuando reclaman el respeto por la naturaleza y el medio ambiente, porque la ciencia por sí sola no ofrece un punto de vista los suficientemente amplio como para cubrir todos los puntos de la crisis.

“Todo está relacionado, y todos los seres humanos estamos juntos como hermanos y hermanas en una maravillosa peregrinación, entrelazados por el amor que Dios tiene a cada una de sus criaturas y que nos une también, con tierno cariño, al hermano sol, a la hermana luna, al hermano río y a la madre tierra” esta coincidencia sugiere una verdad trascendental y necesaria, el comportamiento paternal del ser humano hacia sus hermanos menores y el respeto a la naturaleza como una madre.

Finalmente Francisco pone su fe en la humanidad, en su capacidad de revertir situaciones críticas, en su capacidad de construir un hogar común capaz de albergar a todos los seres vivientes de este planeta y a su medio ambiente en una convivencia respetuosa y feliz.

Con esta carta encíclica, el Papa Francisco se suma al urgente llamado que ya han hecho muchos líderes de otros movimientos ecológicos mundiales, llamados como el del Mamo Luntana, llamados como el de Berito Cobaría, llamados como el de Vandana Shiva, o Paramadvaiti Swami, Benji Piyako, Sharon Gannon, Ati Quigua, Mumta Ito, Robin R. Milam, Juan Ceballos, Raoni Matuktire y una larga lista de muchos otros líderes más, suenan cada vez más fuertes por cada rincón de nuestro maltratado planeta.

Descarga acá la enciclica Laudato si en español

Introducción: el cuidado de la casa común

  • 1.Laudato si’, mi’ SignoreAlabado seas, mi Señor, cantaba san Francisco de Asís, es el ejemplo por excelencia del cuidado de lo que es débil y de una ecología integral, vivida con alegría y autenticidad. Es el santo patrono de todos los que estudian y trabajan en torno a la ecología.
  • 2.El Creador no nos abandona, nunca dio marcha atrás en su proyecto de amor, no se arrepiente de habernos creado”.
  • 3.Los jóvenes nos reclaman un cambio. Ellos se preguntan cómo es posible que se pretenda construir un futuro mejor sin pensar en la crisis del ambiente y en el sufrimientos de los excluidos”.

Capítulo I: Lo que le está pasando a nuestra casa

  • 4. “Se producen cientos de millones de toneladas de residuos por año. La tierra, nuestra casa, parece convertirse cada vez más en un inmenso depósito de porquería”.
  • 5. “La mayor parte del calentamiento global de las últimas décadas se debe a la gran concentración de gases de efecto invernadero (anhídrido carbónico, metano, óxidos de nitrógeno y otros) emitidos a causa de la actividad humana”.
  • 6. “Cada año desaparecen miles de especies vegetales y animales. Por nuestra causa, miles de especies ya no darán gloria a Dios con su existencia ni podrán comunicarnos su propio mensaje. No tenemos derecho”.
  • 7. “La exclusión social, la violencia, el narcotráfico y el consumo creciente de drogas entre los más jóvenes son signos que muestran que el crecimiento de los últimos dos siglos no ha significado un verdadero progreso”.
  • 8. “El ambiente humano y el ambiente natural se degradan juntos, y no podremos afrontar adecuadamente la degradación ambiental si no prestamos atención a causas que tienen que ver con la degradación humana y social”.
  • 9. “Muchos profesionales de los medios de comunicación están ubicados en áreas urbanas aisladas, sin tomar contacto directo con sus problemas. Viven y reflexionan desde la comodidad de un desarrollo y de una calidad de vida que no están al alcance de la mayoría”.
  • 10. “En lugar de resolver los problemas de los pobres y de pensar en un mundo diferente, algunos atinan sólo a proponer una reducción de la natalidad”.
  • 11. “La tierra del Sur es rica y poco contaminada, pero el acceso a la propiedad de los bienes y recursos les está vedadopor un sistema de relaciones comerciales y de propiedad estructuralmente perverso”.
  • 12. “El sometimiento de la política ante la tecnología y las finanzas se muestra en el fracaso de las Cumbres mundialessobre medio ambiente”.
  • 13. “Ante el agotamiento de algunos recursos, se vaya creando un escenario favorable para nuevas guerras, disfrazadas detrás de nobles reivindicaciones”.

Capítulo II: El Evangelio de la creación

  • 14. “Quienes se empeñan en la defensa de la dignidad de las personas, pueden encontrar en la fe cristiana los argumentos más profundos para ese compromiso”.
  • 15.No somos Dios. La tierra nos precede y nos ha sido dada”.
  • 16. “Debemos preocuparnos de que otros seres vivos no sean tratados irresponsablemente, pero especialmente debemos preocuparnos de las enormes inequidades que existen entre nosotros, pues seguimos tolerando que unos se consideren más dignos que otros”.
  • 17. “Es evidente la incoherencia de quien lucha contra el tráfico de animales en riesgo de extinción, pero permanece completamente indiferente ante la trata de personas”.
  • 18.Jesús trabajaba con sus manos, tomando contacto cotidiano con la materia creada por Dios para darle forma con su habilidad de artesano. Llama la atención que la mayor parte de su vida fue consagrada a esa tarea. Así santificó el trabajo y le otorgó un peculiar valor para nuestra maduración”.

Capítulo III: Raíz humana de la crisis ecológica

  • 19. “La tecnociencia bien orientada no sólo puede producir cosas realmente valiosas para mejorar la calidad de vida, también escapaz de producir lo bello ¿se puede negar la belleza de un avión?”.
  • 20. “Las iniciativas ecologistas pueden terminar encerradas en la misma lógica de la globalización: buscar sólo un remedio técnico a cada problema ambiental que surja es aislar cosas que en la realidad están entrelazadas, y esconder los verdaderos y más profundos problemas del sistema mundial”.
  • 21. “La gente ya no parece creer en un futuro feliz”.
  • 22. “Una presentación inadecuada de la antropología cristiana pudo llegar a respaldar una concepción equivocada sobre la relación del ser humano con el mundo: se transmitió muchas veces un dominio sobre el mundo que provocó la impresión de que el cuidado de la naturaleza es cosa de débiles”.
  • 23. “Cuando no se reconoce el valor de un pobre, de un embrión humano, de una persona con discapacitad; difícilmente podremos escuchar los gritos de la naturaleza”.
  • 24. “No es compatible la defensa de la naturaleza con la justificación del aborto”.
  • 25. “La lógica del «usar y tirar», genera tantos residuos por el deseo desordenado de consumir más de lo que realmente se necesita”.
  • 26. “Estamos llamados al trabajo desde nuestra creación. El trabajo es una necesidad, parte del sentido de la vida en esta tierra, camino de maduración, de desarrollo humano y de realización personal”.
  • 27. “Dejar de invertir en las personas para obtener un mayor rédito inmediato es muy mal negocio para la sociedad”.
  • 28. “La actividad empresarial, que es una noble vocación orientada a producir riqueza y a mejorar el mundo para todos, puede ser una manera muy fecunda de promover la región donde se instala, si crea puestos de trabajo”.
  • 29. “No es posible frenar la creatividad humana”.

Capítulo IV: Una ecología integral

  • 30. “Junto con el patrimonio natural, hay un patrimonio histórico, artístico y cultural, igualmente amenazado. Es parte de la identidad común”.
  • 31. “Hace falta cuidar los lugares comunes, los hitos urbanos que acrecientan nuestro sentido de pertenencia, nuestra sensación de arraigo, nuestro sentimiento de «estar en casa» dentro de la ciudad que nos contiene y nos une”.
  • 32. “La posesión de una vivienda implica la dignidad de las personas y el desarrollo de las familias”.
  • 33. “Si la tierra nos es donada, ya no podemos pensar sólo desde un criterio utilitarista de eficiencia y productividad para el beneficio individual. La tierra que recibimos pertenece también a los que vendrán”.
  • 34. “¿Qué tipo de mundo queremos dejar a quienes nos sucedan? Lo que está en juego es nuestra propia dignidad. Somos nosotros los primeros interesados en dejar un planeta habitable para la humanidad que nos sucederá”.
  • 35. “El hombre y la mujer del mundo postmoderno corren el riesgo permanente de volverse profundamente individualistas”.

Capítulo V: Algunas líneas de orientación y acción

  • 36. “La política y la empresa reaccionan con lentitud, lejos de estar a la altura de los desafíos mundiales”.
  • 37. “La reducción de gases de efecto invernadero requiere honestidad, valentía y responsabilidad, sobre todo de los países más poderosos y más contaminantes”.
  • 38. “Los países pobres necesitan tener como prioridad la erradicación de la miseria y el desarrollo social de sus habitantes, pero también deben analizar el nivel escandaloso de consumo de algunos sectores privilegiados de su población y controlar mejor la corrupción”.
  • 39. “La grandeza política se muestra cuando, en momentos difíciles, se obra por grandes principios y pensando en el bien común a largo plazo. Al poder político le cuesta mucho asumir este deber en un proyecto de nación”.
  • 40. “La política no debe someterse a la economía y ésta no debe someterse a los dictámenes y al paradigma eficientista de la tecnocracia”.
  • 41. “La salvación de los bancos a toda costa, haciendo pagar el precio a la población, sin la firme decisión de revisar y reformar el entero sistema, reafirma un dominio absoluto de las finanzas que no tiene futuro”.
  • 42. “La crisis financiera de 2007-2008 era la ocasión para el desarrollo de una nueva economía más atenta a los principios éticos. Pero no hubo una reacción que llevara a repensar los criterios obsoletos”.
  • 43. “La política es responsable de su propio descrédito, por la corrupción y por la falta de buenas políticas públicas”.
  • 44. “La mayor parte de los habitantes del planeta se declaran creyentes, y esto debería provocar a las religiones a entrar en un diálogo entre ellas orientado al cuidado de la naturaleza, a la defensa de los pobres, a la construcción de redes de respeto y de fraternidad”.

Capítulo VI: Educación y espiritualidad ecológica

  • 45. “Mientras más vacío está el corazón de la persona, más necesita objetos para comprar, poseer y consumir”.
  • 46. “Un cambio en los estilos de vida podría llegar a ejercer una sana presión sobre los que tienen poder político, económico y social. Es lo que ocurre cuando los movimientos de consumidores logran que dejen de adquirirse ciertos productos y así se vuelven efectivos para modificar el comportamiento de las empresas”.
  • 47. “Si una persona, aunque la propia economía le permita consumir y gastar más, habitualmente se abriga un poco en lugar de encender la calefacción, se supone que ha incorporado convicciones y sentimientos favorables al cuidado del ambiente”.
  • 48. “La sobriedad que se vive con libertad y conciencia es liberadora”.
  • 49. “Los sacramentos son un modo privilegiado de cómo la naturaleza es asumida por Dios y se convierte en mediación de la vida sobrenatural: el agua, el aceite, el fuego y los colores son asumidos con toda su fuerza simbólica y se incorporan en la alabanza”.
  • 50.María, la madre que cuidó a Jesús, ahora cuida con afecto y dolor materno este mundo herido”