El origen de la civilizácion humana

0
1124

Una Sola Raíz Piadosa

Por Reynaldo Cuadros Anaya *

La palabra humano viene de la palabra sánscrita manu refiriéndose a alguien que sigue el Código de Manu, una de las escrituras Védicas y el primer libro de deberes y derechos, compilado por Manu, el gobernante original del planeta, que se considera hijo del dios del Sol. Por tanto, humano no se refiere simplemente a alguien antropomorfo, sino a una persona con principios y códigos de conducta civilizada, con una vida orientada a los valores superiores.

La influencia de los Vedas, no solamente se circunscribió a la India, sino se extendió a todo el planeta, especialmente a Eurasia y América. A pesar que han transcurrido miles de años, aun existen unos 750 millones de practicantes de las enseñanzas Védicas.Schopenhauer predijo que algún día los Vedas volverían a constituir la religión del mundo, afirmando implícitamente que inicialmente así fue. La cultura Védica es un camino abierto a todos aquellos que quieren ser entrenados para vivir una vida simple con un pensamiento elevado, que les conduzca a un propósito sublime.

Ya fue detallada la vinculación lingüística, principal cohesor cultural: la mitad de los habitantes del planeta usan una lengua derivada del idioma sánscrito y las grandes culturas tienen una raíz común: un origen piadoso. En los sutras (códigos Védicos), la palabra aryan describe a los que están orientados espiritualmente y poseen carácter noble. Cabe resaltar que los arios no son una raza, un credo o una nacionalidad en particular, sino quienes practican una cultura de paz basada en la espiritualidad. El término aryan está ligado fonéticamente a harijana, “hijo o criatura de Dios“, como popularizó Gandhi.

En América del Sur, se les llamó Ayar, el mayor de los Ayar es Manko Qhapaq[1]; Qhapaq Ñan es el camino del noble o la senda de la virtud y es la versión quechua del Vivir Bien de Sócrates o Suma Qamaña, seguido por los kamiris[2] de los aymaras o virtuosos. Varios Incas recibieron el título de Qhapaq (o Khapac).

Antiguamente el planeta entero estaba gobernado por reyes y el principal entre ellos era el emperador, que mantenía los estándares morales y espirituales más elevados para sentar ejemplo. Esta unidad se mantuvo hasta el tiempo del emperador Yayati, el gran emperador del mundo, el antepasado original de todas las grandes naciones. Después de su gobierno piadoso, registrado en la literatura Védica[3], él dividió el gobierno planetario entre sus cinco hijos; (1) Yadu, (2) Turvasu o Yavana, (3) Druhyu, (4) Anu y (5) Puru.

Esto dio origen a las respectivas cinco famosas dinastías (1) la dinastía Yadu; Asia oriental involucrando Bharat (India) y poblaciones caucásicas, afganas y judías, (2) la dinastía Yavana; Asia occidental y África involucrando Parthia (Persia) y poblaciones turcas y aborígenes, (3) la dinastía Bhoja; Asia del Sur y Oceanía involucrando Kambhoja (Camboya) y poblaciones célticas,  árabes y polinesias, (4) dinastía Mleccha; Eurasia Norte involucrando Oceanía y poblaciones grecorromanas, mongólicas y nórdicas, y (5) dinastía Paurava; América involucrando Puru (Perú) y poblaciones kanas (kollas), mayas e indígenas.

Asia central tiene su base cultural en las poblaciones caucásicas, descendientes del gran sabio Kasyapa Muni, de cuyo nombre también deriva el nombre de Asia, el mar Caspio y las montañas del Cáucaso. Los pueblos más avanzados habitaban regiones climáticamente templadas, con tierras fértiles aptas para la agricultura, que es la base económica de toda civilización, a diferencia de las tribus cazadoras y depredadoras, violentas e incivilizadas de los lugares inhóspitos.

Puru heredó además el patrimonio personal de su padre, y las tareas de emperador, supervisando todos los continentes. Bharat, descendiente de Puru después de nueve generaciones, consiguió una segunda reunificación planetaria, derrotando a reyes impíos  y aliándose con reyes piadosos. No obstante, después de la Era Védica, con el curso del tiempo hubieron rivalidades y disputas entre pueblos, especialmente por ambicionar poder y riquezas, fraccionándose y anexándose territorios de muchísimas maneras. De ahí que la geografía, cultura e idiomas son ahora tan dispersos y variados. Por ejemplo, hoy en día en Londres, el resabio del que fue imperio británico, se hablan 400 idiomas, siendo una nueva Babilonia.

Esto guarda concordancia con los estudios que se vienen realizando sobre el ADN, ácido desoxirribonucleico, que permite estudiar la identidad genética de los individuos y las cadenas ascendentes. Existen al respecto estudios sobre las Tribus ADN como los de L. Martin y E Valaitis[4].

LA CREMA DE LA CIVILIZACION ASIÁTICA

No solamente al Norte y Oeste estuvo esta influencia. El Este y Sur asiático también retienen rasgos Védicos. La belleza de los templos en Myanmar, Camboya, Laos, Vietnam y Tailandia recoge en la cultura Khmer el vastu sastra, arquitectura Védica.

Además de ello está su presencia en las artes, como el teatro y los títeres; la escritura y el uso de la pluma, la tinta y la palma, utilizada antes que el papel y de mayor durabilidad.

El templo de Angkor Wat, en Siem Reap, Camboya, es el más grande templo del mundo y Angkor la mayor ciudad que ha existido en el planeta antes de la era industrial.

Antes de su islamización, Indonesia tuvo el imperio Majapahit incluyendo las islas Moluccas y áreas de Papúa. Los navegantes hindúes conocidos como Cholas eran excelentes en el ámbito mercantil y también militar. Similarmente los malayos guardan bellos tesoros arquitectónicos en Bali, Java, Sumatra y Borneo. El símbolo nacional de Malaysia es Garuda, el ave portadora de Vishnu, presente también en las Filipinas; Singapur quiere decir ciudad de los leones en sánscrito (simha pura).

Chaman Lal , coincidiendo con el Dr. Gordon F.Ekholm, Director del Museo natural de Nueva York y el Dr. Robert Heine Geldern, sostienen que desde hacen más de 3.000 años hubieron intercambios entre la antigua América y el Sud Este y Oeste asiático. Ma Ganga deriva en Me Kong, Kalinga es Orissa y los Abisinios son “hijos de Kush”, como los llaman lo árabes. Java en Yava Dwip y existen lazos no sólo desde India hasta Camboya, sino hasta el Sur de América.

LOS INICIOS DE LA CULTURA EN OCCIDENTE

A partir del contacto de los griegos con la India, se inicia el florecimiento de lafilosofía, la ciencia, el arte y la cultura, que hoy tomamos por griega, pero que es en realidad Védica. Von Glasenapp[5] demostró que Tales de Mileto, Anaximandro, Demócrito, Empédocles y Epicuro estuvieron en India. Apuleyo y Filostrato atribuyen a Pitágoras, quién estudió en India en un ashram con los brahmanes, la divulgación original sobre la reencarnación y la inmortalidad del alma y Paul Brunton dice que Pitágoras inició el nombre de filosofía para referirse al conocimiento y razonamiento Védico.

Se cuenta que cierta vez Sócrates fue interrogado por un brahmán sobre sus pensamientos, cuando Sócrates dijo que estaba estudiando el problema de la vida humana, el brahmán soltó una carcajada y le dijo que era imposible estudiar y menos comprender lo humano sin considerar la dimensión divina. Se entiende que Platón adoraba a Krishna y Shiva, conocidos como Hércules y Dionisio.

No obstante, se transmitieron también desviaciones filosóficas, como el sankhya adoptado por Aristóteles y el plagio a la literatura Védica; de hecho, la Ilíada y la Odisea son transformaciones del Ramayana y el Mahabharata. Las fábulas de Esopo, esclavo griego durante la ocupación de Alejandro Magno, son adaptaciones del Pañcatantra y el Hitopadesh.

Hay numerosas citas a la sabiduría Védica mencionadaspor Herodoto, Sófocles, Megástenes, Licurgo y Platón entre otros.Arquitas, pitagórico y amigo de Platón fue muy aplicado a disciplinas técnicas Védicas, como la polea, el tornillo y la aerodinámica. De hecho, intentó volar con una especie de mecanismo articulado con alas, aunque sin éxito. Influenció a Euclides, quien resuelve la cuadratura del círculo, la duplicación del cubo y la trisección del ángulo.

Posteriormente aparecen Arquímedes y Apolonio. Arquímedes aplicó la hidrostática y las leyes de las palancas, construyó la catapulta, la polea compuesta, los espejos cóncavos y perfeccionó el uso del tornillo. Apolonio introdujo los términos de parábola, elipse e hipérbola espiral. Claudio Tolomeo fue astrólogo y astrónomo, actividades íntimamente ligadas. Heredero de la concepción del universo dada por Platón, aplica los conceptos Védicos de la precisión de los equinoccios, la retrogradación de los planetas y la distinta duración de las revoluciones siderales.

Las referencias a la India entre griegos y latinos son numerosas[6]. Es importante notar que los padres de la Iglesia, Clemente de Alejandría, Orígenes y San Agustín, quienes eran vegetarianos, como los pitagóricos y platónicos, no solamente hacen referencia a la India, sino que refieren el conocimiento Védico como base filosófica del cristianismo, incluyendo el proceso de la devoción y el éxtasis espiritual, la inmortalidad, la transmigracióndel alma (reencarnación), el reino de Dios y por tanto la existencia de múltiples dimensiones o mundos, materiales y espirituales.

CIENCIA Y ESPIRITUALIDAD

Existe por tanto un vínculo estrecho entre ciencia y espiritualidad, que fue distorsionado en el tiempo, particularmente por la mal llamada Santa Inquisición, en la cual campeaba la más cruda ignorancia y el fanatismo religioso dogmático, que degeneró en una ateisación de la ciencia contemporánea por el descrédito de la religión. De hecho, muchos perseguidos eran hombres de ciencia y profunda espiritualidad como Galileo Galilei, Giordano Bruno y otros. Todos los grandes genios de la ciencia sostuvieron que la comprensión de la verdad implica el conocimiento de las diferentes dimensiones de la vida: física, mental y espiritual.

Es poco conocida la profundidad espiritual de los grandes pensadores. La filosofía es la ciencia de las ciencias y la matemática su instrumento terapéutico. Además del Discurso del Método, René Descartes escribió Las Meditaciones, Los Principios de la Filosofía, Las pasiones del Alma, Tratados del Mundo y del Hombre, y Reglas para la Dirección del Espíritu. Isaac Newton era un profundo teólogo y dio una precisión matemática a las Leyes del Karma de los Vedas, explicadas como “Principios Matemáticos de la Filosofía Natural”. También aplicó en sus estudios de óptica y difracción de la luz el principio de la separación de la realidad y la ilusión maya[7]. Blaise Pascal sistematizó teoremas de geometría proyectiva, incluyendo incluso el hexágono místico de Pascal, inventó la primera calculadora digital, fomentó estudios en geometría, hidrodinámica,  hidrostática y presión atmosférica, dejó inventos como la jeringa y la prensa hidráulica. Su más famoso trabajo en filosofía es Pensées, una colección de pensamientos personales del sufrimiento humano y la fe en Dios, que concluye: “Si Dios no existe, uno no pierde nada al creer en él, mientras que si existe uno pierde todo por no creerlo”.

EL PRINCIPAL FACTOR CIVILIZATORIO

Al margen del progreso lingüístico, científico y económico que ha logrado la humanidad, podemos entender que el verdadero factor civilizatorio es el que genera una evolución en la conciencia de los seres humanos. Por su avance espiritual, la persona autorrealizada tendrá una actitud favorable hacia la naturaleza, la vida y más allá, hacia los demás, y “lo otro”. A continuación podemos verificar cuan virtuosa es una persona que es avanzada espiritualmente, independientemente de aspectos biológicos, raciales, o de status social, académico o económico:

“Oh, ¡cuán gloriosas son aquellas lenguas que cantan Tu santo nombre! Aquellas personas que lo cantan son adorables incluso si han nacido en familias de comedores de perros, deben haber realizado todo tipo de austeridades y sacrificios y son lo mejor entre los arios. Para estar cantando el santo nombre han debido ya haber peregrinado a todos los lugares santos y haberse bañado en todos los ríos y lagos sagrados, conociendo todos los Vedas”. (Srimad Bhagavatam 3.33.7)

“Aquellos que cantan los Santos Nombres, se consideran lo más selecto entre los humanos y se llaman vaishnavas … Un vaishnava es siempre obediente a su maestro espiritual, quien es avanzado en el conocimiento; quien sea deficiente en conocimiento no se considera así y menos el que no tiene a Dios… Así que todos pertenecemos a la familia aria pero hemos perdido nuestro conocimiento, volviéndonos en la práctica anarya, porque no le hemos dado importancia a la parte espiritual de la vida. Por consiguiente, debemos refugiarnos en el Señor Supremo, Krishna a través de Su representante, para volvernos nuevamente avanzados. Ese es el significado de la cultura Védica, la civilización humana original, el ser guiados por la persona suprema”[8].

[1] También escrito como Kapac, Capac, etc. Los cuatro hermanos Ayar, coinciden con los cuatro hijos de Dasarath. Ver glosario y apéndices.

[2] Hoy en día, con la degradación de las culturas antiguas, se utiliza más para referirse a personas materialmente prósperas.

[3]Srimad Bhagavatam, canto 9 capítulos 18 al 20.

[4] www.dnatribes.com

[5] H. Von Glasenapp, La filosofía de los hindúes, Barral, Barcelona, 1977,págs. 450-451.

[6] Jares, Nearco, Onesícrito, Cleitarco, Aritóbulo, Clearco, Aristoxeno, Cicerón, Alejandro Polyhistor, Diodoro, Aristócrates, Nicolás Damasceno, Estrabón, Valerio Máximo, Filón de Alejandría, Quinto Curdo, Lucano, Flavio Josefo, Dion Crisóstomo, Plutarco, Apiano, Arriano, Claudio Ptolomeo, Luciano, Tertuliano, Clemente de Alejandría, Bardesanes, Diógenes Laerclo, DionCassio, Aeliano, Hipólito, Solino, Basilides, Plotino, Porfirio, Eusebio, Amiano Marcelino, Epifanio, Prudencio, Juan Crisóstomo, Jerónimo, Palladi, etc.

[7] Maia o Maya (en sánscrito) es el antiguo concepto de los Vedas que establece que el mundo material que percibimos no es sino el reflejo, la proyección cuántica en un universo de energía, de nuestro propio pensamiento, de nuestra percepción.

[8] A.C. Bhaktivedanta Swami, comentario al Srimad Bhágavatam.

* Reynaldo Cuadros Anaya, Ph.D., es antropologo, diplomático y cientista ambiental