Derechos de la naturaleza

0
252

Por Adriana Bernal*

Uno de los principales objetivos del Pacto Mundial Consciente es conseguir que se reconozcan legalmente los derechos de la naturaleza en todos los países del mundo, por eso nos unimos a campañas de líderes como Ati Quigua en Colombia, Mumta Ito en Europa y otros.

Pero, ¿qué es lo que significa reconocer los derechos de la naturaleza? ¿Por qué hacerlo? Esperamos que algunos ya se hayan hecho estas preguntas y ojalá su curiosidad los haya llevado a investigar más al respecto, pues necesitamos movilizarnos, poner algo de energía, y mientras más, mejor.  Seguramente, muchos aún quieren saber y para ellos va este artículo.

La campaña por los derechos de la naturaleza es una iniciativa que pretende garantizar la protección de la Madre tierra ante cualquier circunstancia. Legalmente se entiende el derecho como la principal protección que se le puede otorgar a un ser. Esta figura legal se le reconoce hoy en día, en prácticamente todas las legislaciones del mundo, solamente a los seres humanos o a las creaciones de los seres humanos tales como corporaciones y otras entidades similares.

Y ¿qué pasa con los animales y con la misma madre naturaleza? A ellos no se les reconocen en sí derechos, al menos no todavía. Por detrás de todo esto existe un concepto según el cual la naturaleza tiene apenas valor dependiendo de la utilidad que le presta al ser humano, dando como resultado la explotación ilimitada y legitimada por la ley. Lo que pretendemos es cambiar este concepto esencialmente viciado, y reconocer que la naturaleza tiene valor en sí misma, y no sólo en relación al ser humano.

Reconocer el valor intrínseco de la naturaleza es un avance necesario para la humanidad y urgente para parar con la destrucción del medio ambiente. Otorgarle derechos legales a la naturaleza implica que no puede ser explotada de forma desmedida visando exclusivamente el beneficio de algún grupo humano y sin tener en cuenta los ciclos naturales de la vida. Más bien, los seres humanos adquieren la responsabilidad de proteger estos derechos y acusar a aquellos que los ponen en riesgo.

Se trata de un cambio profundo no sólo en las leyes sino sobre todo cultural, cambiar el paradigma con el que hemos tejido esta mala relación con la naturaleza y volvernos guardianes de su bienestar, entendiendo que hacemos parte de un mismo organismo y que si bien es nuestro bien.

Los activistas se están organizando para colectar firmas. Estamos a punto de comenzar una gran campaña de la que muy pronto enviaremos noticias.

*Adriana Bernal, 31, es socióloga con especialización en cine documental. Es una de las coordinadoras de la red de activismo mundial donde esta incluso el Pacto Mundial Consciente y otro proyectos como Revolucion de La Chuchara.