Consejo Mayor para el Servicio de la Madre Tierra

0
1147

En la cima del cerro “El Volador”, uno de los siete cerros que tutelan la ciudad de Medellín en Colombia, se reunió “El Consejo Mayor Para el Servicio de la Madre Tierra” del valle del Aburrá, el día 15 de febrero del año en curso, con los cuales se inició un “Circulo de la Palabra”, con el fin de sostener un dialogo y un compromiso, para la guía de los jóvenes y el servicio a la Madre Tierra.

Reunión del Consejo Mayor para el Servicio de la Madre Tierra

Reunión del Consejo Mayor para el Servicio de la Madre Tierra

Entre los presentes estaban la abuela Ana Lucía Yagarí y su nieto Chacri de la comunidad Embera Chamí, El abuelo Víctor Martínez de los Huitoto Murui, los abuelos Rodolfo Giagrekudo y Prudencia de los Huitoto, la abuela Gloria Nanatzin de los Toltecas, la Abuela Baghavati Devi Dasi de la comunidad Vaisnava, la abuela Esther de la comunidad Gnostica y Ata Amauta de los Nutabe.

Todos ellos expusieron y en el acuerdo, después del reconocimiento de cada una de las tradiciones que confluyen en ese territorio, se sembró “La Palabra de Vida”, como un registro de la conservación de la sabiduría ancestral y del servicio a la naturaleza que cada uno de ellos aporta, con el fin de rencontrarse y restablecer los principios originales que nos devuelvan a un equilibrio con la Madre Naturaleza.

El Mamo Lwntana Nacogi

El Mamo Lwntana Nacogi

Allí también se encontraba el Mamo Lwntana Nacogi, como representante de la palabra de su padre y maestro el Mamo Palia, quien extendió una invitación a los sabios mayores, para acercarse al proceso llamado “Desarme Espiritual”, donde se reconoce la importancia del celibato y el respeto hacía las plantas medicinales, como un respaldo para el cuidado y la protección de nuestra Madre Naturaleza y de los seres vivos, sus hermanos. También expuso sobre la importancia de seguir las diferentes tradiciones medicinales y que lo mejor es escoger una medicina en particular y consagrarse en el ordenamiento y restablecimiento de esa practica en particular.

El Abuelo Tronco de Viento (Víctor Martínez) de la comunidad Huitoto Murui

El Abuelo Tronco de Viento (Víctor Martínez) de la comunidad Huitoto Murui

Así mismo el Abuelo “Tronco de Viento” (Víctor Martínez), quien como un valioso respaldo, afirmo que el uso responsable de las plantas medicinales se están perdiendo, y defendiendo las palabras de los abuelos quienes les heredaron tal sabiduría, que para usar esas sagradas plantas se debe guardar ayuno y vigilia, controlar las emociones y abstenerse de la vida sexual, pues ese es el respeto y la preparación que a ellos les enseñaron para el uso correcto de estas planta medicinales.

El Abuelo Rodolfo Giagrekudo de la Comunidad Huitoto

El Abuelo Rodolfo Giagrekudo de la Comunidad Huitoto

En un acto significativo, fueron las abuelas las primeras en asumir este “desarme espiritual” como un ejemplo, y para que sirva de guía en un restablecimiento en aquel territorio ancestral y en todo Abya Yala (América). Se espera continuar con una nueva reunión del consejo para el mes de Mayo del presente año y contar esta vez con la valiosa participación del Mamo Palia.