Luntana, el abogado de la Madre Tierra

0 1389

Luntana es un miembro de la nación indígena Arahuaco, de la Sierra Nevada en Colombia, hijo de Mama Palia una nativa Wiwa, su nombre espiritual Ikwatwndwna, significa Guardián de las semillas de la Madre, él es un Mamo, aprendiz del Mamo Luntana Naccogi, para ello, los Mamos, pasan los primeros 18 años de sus vidas viviendo en cuevas, para aprender los caminos de sus tradiciones, y para obtener una conexión intensa con el mundo natural.

Él es un Mamo tradicional, un curandero que fue elegido por su pueblo para que los represente en el mundo exterior. El pueblo Arahuaco es conocido por ser un pueblo voluntariamente aislado, ellos rara vez hacen contacto con el mundo exterior, sin embargo, el Mamo Luntana fue enviado, para averiguar, por qué el mundo que han conocido tan íntimamente por generaciones, está cambiando tan drásticamente en este momento.

Mamo Luntana

Mamo Luntana

La Sierra Nevada de Santa Marta en Colombia, es considerada el Corazón del planeta por los indígenas del lugar, es un territorio sagrado en su visión espiritual, y está siendo afectado por los estragos que causan los desenfrenados hábitos de consumo de la sociedad actual, sus santuarios, su cultura milenaria y sus mensajes ancestrales, están rápidamente desapareciendo, el Mamo dice al respecto, “son prácticas que se adoptan hoy en día y nos llevan a pensar en el fin de la humanidad”.

La respuesta del Mamo Luntana se llama Ikwashendwna, un movimiento que trata del despertar de la conciencia, en busca de respetar los derechos de la Madre Tierra, proteger el aire, el agua, la tierra que nos sustenta, es un llamado a la unidad de todos los hombres del mundo, sin distinción de raza, credo o color, a vivir bajo una soberanía global, en harmonía con su entorno, en condiciones de una vida regulada, más acorde con los derechos de la Madre Naturaleza.

El sabio Mamo nos explica, “ …la piel de la Madre es la tierra, y así como de nuestra piel crece cabello, así sobre la piel de la madre crecen árboles y flores, y la Madre se peina cada día con el viento, y así desecha lo que no necesita…”, así podemos reconocer a nuestra Madre como un ser vivo, “…porque la Madre está viva, cuando vez una semilla germinar, cuando ves el río fluir, el fuego transformar, el aire correr, te das cuenta, en esa inagotable danza, hay vida por donde quiera que veas ”.

El Mamo Luntana, trae consigo un llamado a la unidad, y en su labor de difusor de esta verdad, ha viajado en los últimos años por todo América, promoviendo y compartiendo el mensaje, en busca de un mundo poblado de “NaturGente”, o gente involucrada en la lucha de los derechos de la Madre Naturaleza, para empezar un proceso curativo, buscar el equilibrio perdido, provocado por una sociedad mal orientada, y encaminada hacia su propia destrucción.

Mamo Luntana

Mamo Luntana

El sabio Mamo, con su voz pausada nos explica al respecto, “Reconociendo en nosotros mismos a los otros, observando y llamando la atención sobre las cosas que nos unen, podemos entendernos unos a otros y como vivir en armonía con nuestro medio ambiente, lograr la sostenibilidad, somos gotas de un mismo río, nacidos en la misma esfera, “las diversas prácticas humanas no son fenómenos aislados, sino parte de un proceso constituyente de una UNIDAD”.

Así el Mamo Luntana concluye, la Madre nos ha llama a la Unidad con un solo propósito, guardar y proteger la tierra como una FAMILIA.

La filosofía de vida que propone el Mamo Luntana, no difiere de las propuestas por las grandes escuela teosóficas, ni de las creencias espirituales de los pueblos indígenas del mundo, es más, no difiere al sentido común que todas las personas guardamos en el corazón, tal vez en la ceguera autoimpuesta que busca la preservación egoísta de su propia comodidad, la sociedad pretenda olvidar, que cada uno de sus actos conlleva un perjuicio para los demás, para los que no, el Pacto Mundial Consciente, el Mamo Luntana e Ikwashendwna, les da la oportunidad de formar parte de esta Familia, por la unidad y la salvaguarda del planeta.