William Commanda

0 597

William Commanda nació el 11 de noviembre de 1913 en Kitigan-Zibi, una reserva india del pueblo Algonquin, en Quebec, hijo de Alonzo y Marie Commanda, su nombre Algonquin es Ojigkwanong (que significa “Estrella de la Mañana”), el nombre surgió de cuando su madre, una mañana, viendo por la ventana de la cabaña familiar, vio una estrella brillante. William Commanda es descendiente de una notable línea de antepasados, como su abuelo, el Jefe Louizon Commanda, y su bisabuelo el Jefe Pakinawatik.

Su juventud transcurrió entre la pobreza severa y las dificultades de la reserva, los siete niños Commandas con frecuencia pasaban hambre, las fuentes de ingresos eran escasas, william trabajaba en campos madereros y también se convirtió en un maestro haciendo canoas de corteza de abedul, su salud, debilitada por sus años de pobreza, finalmente comenzó a mejorar allí por el año 1961.

De 1951 a 1970, Commanda se desempeñó como Jefe de la Banda Kitigan-Zibi Anishinabeg de la Primera Nación. En 1970, la comunidad le hizo entrega de tres cinturones wampum sagrados, los cuales son un reconocimiento al cuidado paternal que William Commanda ejercía sobre los suyos.

William Commanda

William Commanda

Él construía canoas en la Expo de 1967 y en 1969 fundó y realizo el primer Círculo de Todas las Naciones, una reunión de naciones para restaurar la cultura y la espiritualidad aborigen, para ello, comenzó por celebrar una cumbre en su casa, y luego cada mes de agosto, para promover no únicamente las buenas relaciones entre las naciones, sino también la curación, la paz y la protección para la Madre Tierra. Esta reunión se sigue celebrando anualmente, e incluye a otras personas interesadas en la ecología.

Commanda, fue un hombre casado, pero él siempre fue referido con el respetuoso nombre de “Abuelo”. En sus últimos años él continuó actuando como un líder espiritual para su pueblo, y como un activista a favor de la paz, de los derechos indígenas y la conciencia ambiental, por lo cual se le concedió numerosos honores.

Él recibió la llave de la ciudad de Ottawa, junto con un doctorado honoris causa de la Universidad de Ottawa, además de premio por los logros de su vida, de parte de la National Aboriginal Achievement Awards Foundation, participó en actividades y ceremonias de las Naciones Unidas, organizando reuniones de ancianos y líderes mundiales, conduciendo ceremonias de la “pipa de la paz” en la Cumbre por la Tierra, en Rio, en el año 1991. Hablando sobre el mensaje de los cinturones wampum, en la cuarta conferencia de Primeros Ministros, sobre los derechos inherentes y el autogobierno de los pueblos aborígenes. Él fue invitado en 1990, para dar la tradicional bendición al Monumento Canadiense de Derechos Humanos en Ottawa junto con el Dalai Lama. En 1998, Commanda participó en una ceremonia en la que presentó a Nelson Mandela con una pluma de águila, en nombre de las Primeras Naciones de Canadá. Ese mismo año, Commanda organizado Ancianos Sin Fronteras, una reunión de los aborígenes ancianos y líderes espirituales de América del Norte y América del Sur.

William Commanda

William Commanda

En el año 2008, el Señor William Commanda fue nombrado oficial de la Orden de Canadá, con lo que él siguió trabajando hasta el final y último de sus días, por la preservación de los espacios sagrados. William Commanda murió un 3 de agosto de 2011, en su casa, en la reserva Kitigan-Zibi debido a la insuficiencia renal que venía sufriendo.

William Commanda, “El Abuelo” partió de este mundo, pero el legado que dejo en su pueblo permanece vivo, el jefe de la Asamblea de las Primeras Naciones, Shawn A-en-chut Atleo dijo: “Era un hombre verdaderamente único y excepcional, dedicó su vida a la construcción de puentes entre las personas de todas las naciones y todas las generaciones… su sabiduría, la dedicación a su pueblo y su ejemplo, serán una inspiración para los líderes no sólo de mi generación, sino de muchas generaciones de las Primeras Naciones”.