Benki Piyako Asháninca

0 601

Benki Piyako es el hijo del Jefe de una tribu Asháninca, una fuerte etnia indígena en la amazonia, tradicionalmente conocidos como “Campas”. Cuando contaba con sólo dos años de edad, Benki fue colocado al cuidado de su abuelo, quien lo entrenó para ser un chamán, alguien que posee un profundo conocimiento de las tradiciones y la curación, y utiliza este conocimiento para ayudar a su comunidad. Una responsabilidad que Benki Piyako lleva noblemente consigo mismo, hasta la actualidad.

La familia de Benki Piyako está liderando la carga, para aumentar la capacidad de los pueblos indígenas a defender su tierra, contra la explotación exterior, en el proceso, enseñan a las comunidades, técnicas mejoradas de manejo de la tierra para un mejor aprovechamiento de sus recursos naturales y preservar su ecosistema rico y único.

Benki Piyako Asháninca

Benki Piyako Asháninca

Cuando la FUNAI (Fundación Nacional del Indio), comenzó a hablar de la demarcación de las tierras, Benki y sus tres hermanos asumieron un papel de liderazgo en su comunidad y decidieron poner en marcha un plan para defender su tierra. Ellos crearon un consejo de 20 personas, incluyendo 10 jóvenes, para resistir de forma no violenta, la invasión de los hacendados.

En 1992, Benki por primera vez salió de su tierra, para hablar en nombre de los muchos indígenas a quienes representa, participó en esa oportunidad en la cumbre ECO92 (conferencia de las Naciones Unidas para Medio Ambiente y Desarrollo) en Rio de Janeiro.

En su viaje de regreso, Benki dio una serie de conferencias en universidades del estado de São Paulo y allí le presentaron nuevos tipos de pensamiento e investigación sobre la conservación y el desarrollo. Inspirado, él volvió a su pueblo con la idea de crear un proyecto de investigación sobre la base de los conocimientos indígenas para preservar el bosque.

En los siguientes meses comenzó a investigar los diferentes tipos de plantas, frutas y animales de la región. Este fue el comienzo de la Escuela Forestal Primigenia Yoreka Atame, donde a los jóvenes, tanto indígenas como no indígenas, se les enseña cómo hacer uso de su entorno de una manera sostenible, Los estudiantes trabajaron para re-forestar partes del Amazonas y pronto, al ver la diferencia que habían hecho, otros comenzaron a hacer un trabajo similar.

Benki Piyako Asháninca

Benki Piyako Asháninca

Benki entonces fundó una cooperativa que produce más de 80 tipos diferentes de productos y materiales, y promueve estas estrategias similares, ambientales y de desarrollo a otros pueblos que sufren de la explotación por los madereros.

Benki ha sido reconocido con un premio por su éxito en la defensa de los derechos indígenas y la tierra y, en 2000, también jugó un papel importante en la creación de la Comisión Pro-Indígena y asumió la presidencia del Movimiento Agro-Forestal.

Hoy en día, forma alianzas no sólo dentro de la Amazonia, sino además, con personas y organizaciones a lo largo de todo el mundo, con el fin de explicar que al ayudar a proteger su casa, otros están salvaguardando la suya propia, como las selvas tropicales de la amazonia proporcionan más del 20 por ciento del oxígeno del mundo, Benki difunde un video blog de su pueblo, en el proceso de ayudar a compartir la experiencia de los que viven en la selva tropical.

En el corazón de esta lucha, un joven que parecía destinado a trabajar para ayudar a proteger a su comunidad, de pronto descubrió que su lucha se extendería mucho más allá de su pueblo, y se daría en formas que él ni siquiera había imaginado.