Los ríos Ganges y Yamuna reciben el estatus de persona

Los Ríos Ganges y Yamuna, espiritualmente muy significativos para millones de personas en la India y en el mundo, fueron legalmente reconocidos el pasado lunes 20 de marzo, con el status de seres humanos vivos.

Haridwar la ciudad Sagrada en Uttarakhand a orillas del Ganges

Haridwar, la ciudad Sagrada en Uttarakhand a orillas del Ganges

Este es el feliz desenlace de una serie de sucesos, que empezaron después de que funcionarios gubernamentales hindús, se quejaran de que los gobiernos estatales de Uttarakhand y Uttar Pradesh, no cooperaban con los esfuerzos del gobierno federal para proteger al sagrado río Ganges.

Finalmente, este lunes, la Corte Mayor del estado de Uttarakhand (limítrofe con el Tíbet y Nepal), situada en la ciudad turística de Nainital, decretó que el río Ganges, el río Yamuna y sus afluentes reciban el status de seres humanos vivos.

El suceso ocurre una semana después de que en nueva Zelanda el río Whanganui, reverenciado por el pueblo indígena maorí, fuera declarado un individuo con todos sus derechos completos.

La Corte fue presidida por los jueces Rajeev Sharma y Alok Singh, quienes dijeron que los ríos Ganges y Yamuna, serían reconocidos como “Entidades legales vivas con el estatus de persona jurídica con todos los derechos, obligaciones y responsabilidades correspondientes”.

El tribunal también nombro a tres funcionarios estatales para actuar como custodios legales, responsables de conservar y proteger los ríos y sus afluentes. Ordenó que se establezca un consejo de administración dentro de los siguientes tres meses.

Hombre santo de la India haciendo sus abluciones matinales en el Sagrado Ganges

Hombre santo de la India haciendo sus abluciones matinales en el Sagrado Ganges

Esta decisión, que es bienvenida por los ambientalistas, así como por los millones de personas que ven en los Ríos Ganges y Yamuna a la Madre Divina, probablemente lloren de alegría, al igual que lo hicieron las tribus Iwi el miércoles pasado cuando le otorgaron su nuevo status al río Whanganui.

El Pacto Mundial Consciente se une a esta celebración, pues es un suceso precursor en el mundo, encaminado a establecer una nueva legislación, consciente de que vulnerar la naturaleza es vulnerarnos a nosotros mismos, un movimiento que empezó en ecuador y que conseguirá establecerse globalmente por su propia necesidad.

Sin embargo, no es difícil prever que la sola orden de la Corte, no ha de cambiar las cosas inmediatamente, especialmente en la actualidad, cuando millones de litros de aguas servidas, desechos industriales y tóxicos agrícolas se vierten cada día en estos ríos, y en miles de otros ríos y lagos en el mundo.

Al respecto, el activista ambiental Vimlendu Jha, quien por más de una década ha luchado para limpiar el río Yamuna, dijo que la decisión del tribunal por sí sola no sería suficiente para detener la degradación de los ríos y afirmó que:

“El gobierno, los funcionarios y los ciudadanos necesitan actuar para limpiar el río y detener la contaminación adicional”

En este mismo sentido se pronunció Himanshu Thakkar, ingeniero que coordina la red del sur de Asia sobre presas, ríos y personas.

La Corte Superior de Uttarakhand donde los jueces dictaron la orden

La Corte Superior de Uttarakhand donde los jueces dictaron la orden

Por lo tanto ahora que ya se ha dado este paso importante, debe ser seguido por diversas otras leyes que lleven a la ejecución y cumplimiento efectivo del mandato de la Corte.

Finalmente, con o sin la humanidad la Tierra encontrara nuevamente su equilibrio, pero el punto es, si nosotros como personas, tenemos el valor de enfrentar nuestras obligaciones con la misma bondad con que la tierra nos regaló siempre un mango o una piña, entonces es hora de actuar.

Aplaudimos y celebramos la decisión de los gobiernos, y al mismo tiempo invitamos a la población en general a asumir su papel como guardianes de los ríos sagrados, tales como el Ganges y el Yamuna, o el Amazonas, Xingú, Plata, Orinoco, Rimac, Baker, y tantos otros que bondadosamente nos bendicen para que podamos vivir en este bello planeta.

¡Es hora de comprometernos como guardianes de la Madre Tierra y los ríos Sagrados!