Cajamarca le dijo no a los delirios del poder: NO a la minería del oro

Y otra vez, un pueblo que entiende que el agua, la tierra y un ambiente natural son más valiosos que el oro, levantó su voz y le dijo NO a la minería del oro a tajo abierto en sus tierras.

El Municipio de Cajamarca se encuentra en medio del departamento de Tolima, en el cañón de Anaime, entre los ríos Anaime y Bermellón, muy cerca de los dos más importantes atractivos turísticos de Colombia.

Esta claro que esto es NO a la minería

Esta claro que esto es NO a la minería

Allí se encontró que disperso, en la superficie, por cada tonelada de roca se podría obtener un pequeño frejol de oro, pero muchísimos frejoles, en una amplia zona conocida por su riqueza agrícola.

La compañía minera AngloGold Ashanti (AGA), inició entonces allí, hace 10 años, la explotación de 5000 hectáreas de montaña verde, hasta que este domingo 26 de marzo el pueblo de Cajamarca decidió hacer una consulta popular para parar las labores de extracción.

Afiche convocando a la consulta popular

Afiche convocando a la consulta popular

El argumento central de la consulta popular es realmente sencillo, proteger el modo de vida campesino de su localidad, en contra de la devastación completa de un maravilloso lugar que suele llamarse “La despensa de Colombia”.

El “NO a la minería” por supuesto ganó, con la votación del 98% de los participantes.
El Pacto Mundial Consciente celebra esta noticia, pues evitará la destrucción de una zona de alto valor agrícola y turístico, para el beneficio no de un pueblo, ni de un país, sino por el beneficio de unos cuantos.

Los beneficio de la minería, no son para los ciudadanos

Los beneficio de la minería, no son para los ciudadanos

Se quiere destruir el modo de vida de un pueblo saludable, por los beneficios que produce, causar una herida terrible en la superficie de la tierra, y abandonarlo todo cuando la riqueza se termine, eso es lo que la experiencia enseña.

El Ministerio de Energía y Minas, Germán Arce, se pronunció al respecto arguyendo que la consulta popular de un municipio sólo tiene injerencia sobre su propio municipio, y este no tiene poder para romper el estado social de derecho.

Es decir, el municipio no tiene poder sobre el título minero otorgado a AngloGold Ashanti.

La consulta popular se desarrollo tranquilamente

La consulta popular se desarrollo tranquilamente

Por otro lado, la compañía minera aún no tramita la licencia ambiental, la cual se espera que la autoridad ambiental niegue en vista de la inconformidad manifiesta del pueblo de Cajamarca.

Lo que sigue, podría ser la historia de Máxima Acuña o del pueblo Sarayaku, miles de trámites burocráticos tratando de demostrar que los medio están por encima del fin, abusos del poder, y que en este caso la ley está por encima de la finalidad última de la ley, es decir, proteger a los ciudadanos.

Por este emotivo el pueblo cajamarquino pide apoyo y El Pacto Mundial Consciente, así como millones de ciudadanos en el mundo, estamos seguros, saludamos esta decisión, creemos al igual que el pueblo de Cajamarca, que el agua, los frejoles, zanahorias, tomates, papas y arracachas (que son el orgullo de la región), son mejores para su pueblo que la explotación minera.