Petición por la Madre Tierra

0
82

Sea la voz de la Madre Tierra, diga sí a los Derechos de la Naturaleza

Por: RightsofMotherEarth, the Global Alliance for Rights of Nature, en conjunto con Care2

Meta: Líderes mundiales: Presidentes y Primeros Ministros de todas las Naciones, Asamblea General de la ONU

Le pedimos a la ONU que adopte una Declaración de los Derechos de la Madre Tierra para complementar la Declaración de los Derechos Humanos.

Un paso esencial para alcanzar los Derechos de la Madre Naturaleza es aplicar la jurisprudencia de la Tierra o la Ley de la Tierra, que otorga derechos a las comunidades naturales y ve y trata a la Naturaleza como una entidad fundamental portadora de derechos, con el derecho intrínseco a existir y florecer, independientemente de su uso o valor para los humanos.

La Jurisprudencia de la Tierra ya existe en varios países que reconocen los derechos inherentes de la Naturaleza para existir, prosperar y evolucionar. La Jurisprudencia de la Tierra también se basa en el reconocimiento de que la humanidad y la Naturaleza comparten una relación fundamental, no antropocéntrica dada nuestra existencia compartida en este planeta.

La petición en thepetitionsite.com

La petición en thepetitionsite.com

Desde 2006, varios países han adoptado legislaciones nacionales o locales sobre la base de dichos principios: Ecuador, Bolivia, India, México, Nueva Zelanda y los Estados Unidos. Por lo tanto, un sistema legal basado en el reconocimiento de que la Naturaleza, en todos los aspectos, tiene derechos inherentes a la salud, la prosperidad y la evolución, se está convirtiendo gradualmente en la norma.

Para conocer la lista de países e información detallada, consulte: http://www.harmonywithnatureun.org/rightsofnature.html

Nosotros, organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo, hemos expresado la necesidad de que la humanidad reconozca los derechos fundamentales del mundo natural y hemos pedido a los gobiernos y pueblos del mundo que adopten e implementen una “Declaración Universal de los Derechos de la Madre Tierra”. Hemos modelado tal Declaración de acuerdo a la “Declaración Universal de Derechos Humanos”, la cual adoptamos en 2010 e instamos a las Naciones Unidas a considerarla.

Entre las razones principales están:

La legislación ambiental ha ignorado la interconexión entre agua, aire, tierra y vida silvestre. Las leyes actuales de un solo tirón omitieron el hecho de que los humanos podrían transformar el Sistema de la Tierra a escala global, a través de la contaminación del aire, la acidificación de los océanos, la deforestación y la contaminación del agua, solo por citar algunos.

La presión humana sobre el sistema de la Tierra ha alcanzado una escala en la que ya no se puede excluir un cambio ambiental global abrupto. Para continuar viviendo y operando de manera segura, la humanidad debe alejarse de los umbrales críticos “cableados” en el entorno de la Tierra y respetar la naturaleza de los procesos climáticos, geofísicos, atmosféricos y ecológicos del planeta.

El bienestar humano y la prosperidad ya no pueden ser a expensas de la Tierra, sino que deben servir a la Tierra. La humanidad debería dejar de abusar y tratar a la Naturaleza como una mercancía, de la misma manera que las personas fueron tratadas a lo largo de la historia. La aprobación por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1948 de la “Declaración Universal de los Derechos Humanos” fue un hito para poner fin a tales abusos. Hoy, para detener el abuso contra la Naturaleza, necesitamos la misma declaración histórica por los “Derechos de la Naturaleza”.

Te invitamos a firmar esta petición para la aceptación de los Derechos de la Naturaleza en solidaridad con las personas que defienden directamente a la Madre Tierra, para pedirles a los gobiernos oficiales electos que adopten legislaciones al respecto e instamos a las Naciones Unidas a considerar nuestra petición de adoptar una Declaración Universal de los Derechos de la Madre Tierra para existir, prosperar y evolucionar.

Firmar la petición de los Derechos de la Madre Tierra aquí.

Lea la Declaración Universal de los Derechos de la Madre Tierra aquí.

Lea sobre los Tribunales de los Derechos de la Naturaleza.