Crisis por falta de agua en La Paz – Bolivia

Desde hace ya varias semanas los habitantes de la Paz y el Alto viven la más grave crisis por falta de agua de las últimas décadas: aproximadamente 400 mil personas (137 mil familias) han sido directamente afectadas, y más de 200 mil hectáreas de cultivos diversos, tanto de consumo interno como de exportación, están viviendo el flagelo de la falta de agua potable.

El gobierno de Evo Morales acusa a la falta de previsión de los funcionarios de la empresa estatal encargada por el suministro de agua y la falla de los pronósticos de lluvia. La opinión internacional apunta al calentamiento global como causa principal. Lo cierto es que no se ven aun soluciones eficaces.

crisis por falta de agua en la paz

Crisis por falta de agua en La Paz.

Crisis social, política y ambiental

Las lluvias en el país se han reducido más de 40% en este año y se estima que la producción agrícola bajará en por lo menos 50%, conduciendo a una crisis en el sector. Además, una gran parte de las familias dedicadas a la agricultura se encuentran endeudadas con las casas que venden semillas y fertilizantes, viéndose afectados por la sequía en la época principal de producción, se sienten desesperados.

Marchas ante la crisis por falta de agua en la paz

Manifestaciones en La Paz ante la crisis por falta de agua.

En las calles de La Paz y el Alto se realizan manifestaciones pidiendo que el gobierno tome acciones de urgencia. El agua está siendo suministrada a través de camiones cisterna que no dan abasto ante la grave situación.

Suministro de Agua

Laguna arteza, atrás del Ilimani

El caudal actual de las represas que abastecen la capital andina se encuentra entre 5% a 20% del total, el nivel más bajo nunca antes visto. Una parte del suministro de agua para la ciudad proviene de las precipitaciones, que han sido insuficientes este año, pero otra parte depende del agua que se recibe del deshielo de los nevados sagrados que rodean y protegen a La Paz: El Ilimani y Mururata son los dos principales.

Comité de defensa del Ilimani

Comité de defensa del Ilimani

Al pié del Ilimani viven 86 comunidades las cuales, el pasado 25 de septiembre, se declararon en estado de emergencia permanente para defender la vida y por la protección de los nevados Ilimani y Mururata, denunciando la presencia de mineras chinas desviando las aguas del nevado.

La alarma fue generalizada, pues estas comunidades son las que abastecen principalmente las reservas de alimentos de la ciudad.

Líderes comunitarios realizaron una inspección ocular y verificaron que desde hace tiempo la transnacional ha hecho su campamento, instalaciones, mejora de caminos, etc. Esta visita fue registrada con fotografías.

Los comuneros decidieron entonces crear un Comité de Defensa del Ilimani, conformado por representantes de las comunidades Kaphi, Cayimbaya, Pinaya y Palca, con el objetivo de “investigar las actividades mineras que realizan empresas nacionales, transnacionales y otras que causen posible daño a los nevados, Illimani y Mururata”.

Aún no han recibido ninguna respuesta satisfactoria por parte de los entes gubernamentales.

Denuncian explotación Minera en el Ilimani

Explotacion minera en el ilimani

Explotación minera en el Ilimani.

La diputada Norma Piérola hizo una denuncia ante la prensa alertando acerca de la presencia de empresas chinas. En su página de facebook la diputada afirma:

“El Gobierno de Evo Morales no se pronuncia y se mantiene en silencio después de la grave denuncia por la venta del nevado Illimani a la transnacional China Yunnan Chihong Zn & GE LTD, por parte de la compañía minera Amazona Bolivia S.A. (Comabol SA), también de origen chino. Se trataría del yacimiento “Las Nieves I”, de 70 cuadrículas mineras de extensión, sobre nevado Illimani, al costo de un millón de dólares”.

El gobierno de Evo Morales niega la existencia de cualquier explotación China en el sector a la que se le esté permitiendo el desvío de aguas del Ilimani, por el contrario, afirma que las fotografías publicadas en las redes sociales corresponden a la construcción de la represa Alto Hampaturi. Sin embargo, afirma que sobrevoló el nevado y pudo constatar que las lagunas que proveen a la paz están secas.

A su vez, el presidente de la Cámara Nacional de Minería, Saturnino Ramos, en su declaración a EL DIARIO confirmó la presencia de explotación minera por parte de empresas chinas que operan a través de cooperativas bolivianas.

Visita periodística confirma que mineras desvían el agua

primera plana de el diario

El 23 de noviembre, en la primera plana del periódico nacional EL DIARIO, se afirma que hay cooperativas mineras que operan a menos de un kilómetro de la represa Incachaca, las cuales desvían el agua proveniente de los nevados, por medio de un sistema de mangueras, para su uso en las labores mineras que requieren de agua pura en abundancia.

Lucio Huayta, socio de una de estas cooperativas (Los Pioneros), aseguró a los periodistas que usan agua de otras fuentes diferentes a las vertientes que alimentan la represa.

El nivel de las represas está muy bajo, aproximadamente 10% de reserva, y a sus alrededores operan las mineras con explosiones de dinamita y perforaciones que generan una gran polvareda de residuos, los cuales van a parar al agua de la represa, que ya se ve amarillenta y opaca. Las bajísimas reservas se encuentran así contaminadas.

Mangueras desvían el agua

Los periodistas de EL DIARIO pudieron verificar también la existencia de mangueras que desvían el agua desde vertientes cristalinas y los nevados, que deberían alimentar la represa, hacia los trabajos de la mina. Así mismo, se sorprendieron por la disminución evidente del caudal del río Chuquiaguillo, el cual solía correr con fuerza hasta el lugar donde hoy están las mineras, a unos pocos metros de la represa Hampaturi.

mangueras desvian agua del ilimani hacia mineras

Mineras cerca a la represa desvian agua con mangueras.

El agua y la minería

Las mineras usan grandes cantidades de agua, principalmente para el procesamiento de los minerales, transporte de lodos, supresión de polvo y el abastecimiento de las necesidades de los empleados.

La mayoría de las empresas mineras obtiene el agua de los lagos, ríos, nacientes o del subsuelo, sin embargo, las minas suelen encontrarse en lugares muy secos por lo que la instalación de una operación minera coloca en riesgo fatal las pocas aguas disponibles a su alrededor o bajo tierra.

Por otro lado, las aguas que se encuentran próximas se contaminan con los desechos tóxicos que también son abundantes, generando consecuencias gravísimas para la salud de todas las poblaciones.

Conclusiones

La situación es evidente. La minería requiere de agua en abundancia, las represas están secas y hay escasez de lluvias, la situación se les salió de las manos. Aunque desde hace años que las mineras desvían el agua del Ilimani, solo las circunstancias recientes han hecho que la población sienta las consecuencias.

¡Queremos agua y no minería!

Es el grito de un pueblo sediento, sufriendo las consecuencias de la falta de este líquido vital. Los pronósticos anuncian que el mundo tendrá que acostumbrarse a vivir con poca agua dentro de algunas décadas más.

No mas violencia contra nuestra madre tierra

¿Por qué no parar ahora con la minería y demás actividades contaminantes para parar con el desastre que se avecina?

¿Será que el “progreso” vale la vida y salud nuestra y de nuestros hijos?

Las oraciones de los pueblos originarios de los alrededores para que llueva han surtido sus efectos, pero no son suficientes para revertir la gravedad de la situación a la que hemos llegado y a donde nos dirigimos.

Tal vez el gobierno consiga hacer alguna negociación con las mineras y la población paceña tenga nuevamente acceso al agua pero en menor cantidad. Acostumbrándose poco a poco a vivir esta escasez podría evitarse la crisis política, pero no la crisis ambiental.

¿Hasta cuándo la ambición será más importante que la vida?

Los invitamos a leer algo de la Dra Vandana Shiva relacionado al tema del agua:

El agua, la guerra y la paz.