Sembrando semillas de justicia a través de la agricultura urbana

En Noviembre la organización comunitaria estadounidense, Appetite for Change (apetito por un cambio) junto al grupo de rap Beats & Rhymes documentaron las vidas de jóvenes en los “desiertos alimentarios” del norte de la ciudad de Minneapolis para producir el video musical, Grow Food (Siembre comida). El video denuncia al exceso de proveedores de comida rápida e insaludable en los colegios y los barrios más marginalizados de la ciudad. A la vez, motiva a los jóvenes a que se involucren en la agricultura urbana y la cocina naturalista.

La canción abre con letras como, “la comida insalubre envenena tu cerebro” y “mire lo que te dan de comer, eso es lo que verdaderamente nos está matando”. Para las personas confinadas a desiertos alimentarios, la agricultura urbana representa una herramienta importante de soberanía y la salud, ya que el acceso a vegetales, frutas, y alimentos orgánicos se considera extremadamente limitado y costoso.

La organización Appetite for Change utiliza la alimentación como una herramienta de empoderamiento y cambio social para los jóvenes y las familias de Minneapolis, y les ofrece talleres de cocina, agricultura urbana, jardinería, y programas de liderazgo comunitario. Entre otras iniciativas, también ofrece una cocina comercial completa para el uso gratuito de los agricultores que desean exportar sus productos orgánicos a los restaurantes y tiendas.

agricultura urbana - nuestra mision - apetito por el cambio

Según cofundadora Princess Titus, la iniciativa comenzó por la necesidad de que se escuchara la voz de los ciudadanos de Minneapolis y la creencia que se podría desarrollar una solución desde dentro de la comunidad. Utilizan la comida sana para reunir a la comunidad y armar estrategias para crear los cambios sociales que los ciudadanos identifican como los más urgente.

agricultura urbana - crecimos aqui - appetite for change

Appetite for Change ha tenido mucho éxito en el desarrollo un sistema alimentaria más justo, en el fortalecimiento de los esfuerzos de los jóvenes, los agricultores, las familias, y los activistas del norte de Minneapolis. Muchos de sus voluntarios expresan que ahora pueden combinar sus pasiones para la justicia social y la cocina sana. De esta forma, Appetite for Change ha convertido la alimentación en una herramienta de activismo.