Gandhi y el Día Internacional de la no Violencia

0 505

“Los medios justos llevan a fines justos”

Esa es la teoría detrás de las acciones de Gandhi, e implica que no se puede conseguir una sociedad pacifica por medio de la violencia.

Él llamaba a su doctrina “Ahimsa” (no-violencia), un término diferente a cobardía, pues este es un vicio que acarrea sufrimiento, mientras que la no violencia es la mayor virtud del valor. Ahimsa porque es una lucha contra semejantes, y ellos son merecedores de la misma dignidad y respeto por la que luchamos, por lo cual debemos excluir toda forma de coacción.

“Satyagraha” por otro lado se refiere a la fuerza de la verdad. Pues la verdad esta sobre todas las cosas y sostenerla es sostener lo indestructible. Si alguien sostiene la verdad esta, a su vez, lo sostiene a él. Esta es la fuerza por detrás de la resistencia pasiva, la cual es diferente a pasividad, pues la resistencia pasiva requiere de gran energía.

Así se refería Gandhi a los dos conceptos que sostenían su lucha

Mohandas Karamchand Gandhi a la edad de 7 años

Mohandas Karamchand Gandhi a la edad de 7 años

Mohandas Karamchand Gandhi nació el 2 de octubre de 1869 en la ciudad costera de Porbandar (India-británica), hijo de Karamchand Gandhi, el primer ministro de Porbandar y de Putlibai, quien tuvo gran influencia en su niñez. Aprendió de ella a no hacer daño a ningún ser viviente, el vegetarianismo, el ayuno como medio de purificación, y a ser tolerante con otros credos religiosos.

El “Mahatma” (Gran alma), título dado por el poeta Rabindranath Tagore, fue un genio tardío. Su vida de estudiante era mediocre, precisamente debido a sus bajas calificaciones la familia decidió enviarlo a estudiar abogacía en el University College de Londres, donde las exigencias académicas eran menores.

La gran alma (Mahatma) comenzó a frecuentar entonces la compañía de los teósofos de época, quienes lo invitaron a leer el Bhagavad Gita, libro de importancia angular en su formación y que él consideraba “el libro por excelencia para el conocimiento de la verdad” y es allí, en occidente donde realmente Mahatma Gandhi conoció el oriente.

Así mismo, completó su formación académica leyendo a Henry David Thoreau, filósofo pacifista norteamericano quien dotó de contenido el concepto de “desobediencia civil” y a Lev Nikoláievich Tolstoi (León Tolstoi), el gran novelista ruso con precursoras ideas sobre la no-violencia activa.

Mohandas Gandhi durante sus primeros años en Sudáfrica

Mohandas Gandhi durante sus primeros años en Sudáfrica

A su regreso de Inglaterra y tras un fallido intento de ejercer como abogado en su país natal, Gandhi aceptó un contrato para trasladarse a Sudáfrica, allí fue testigo del trato inhumano que recibía la colonia hindú por parte de los ingleses, y fue entonces que el joven abogado comenzó a organizar la resistencia de sus compatriotas frente a la opresión inglesa.

Durante ese largo periodo de su vida (22 años), fue que la vida de Mahatma Gandhi sufrió un cambio notable, cuando en 1904 lee al sociólogo británico Jhon Ruskin y su crítica al capitalismo (en Unto This Last) y optó por llevar una vida sencilla, comunitaria en las afueras de Johannesburgo.

Así se formó el hombre que más tarde exhibió una austeridad inflexible, una modestia inquebrantable, que se alimentaba de frutas y leche de cabra, vestía permanentemente una manta de burda tela y que aconsejaba “vivir más sencillamente para que otros puedan sencillamente vivir”.

Nunca se dejó seducir por el poder, la gloria o la admiración que le profesaban las multitudes, personificó la ética con el ejemplo y la palabra y como él gustaba decir:

“Es mejor que nuestras vidas hablen de nosotros a que lo hagan las palabras… Me esforzaré en amar, en decir la verdad, en ser honesto y puro, en no poseer nada que no me sea necesario, en ganarme el sueldo con trabajo, en no tener nunca miedo, en respetar las creencias de los demás, en buscar siempre lo mejor para todos, en ser un hermano para todos”

Mahatma Gandhi

Mahatma Gandhi

Tal vez su mayor logro no fue la liberación de su país del yugo británico, sino la enseñanza ejemplar de que es posible la desobediencia civil cuando se defiende una verdad, y es posible defender una verdad en términos éticos y prácticos, porque ningún gobierno es más grande que la voluntad de su pueblo.

En el nombre de esta gran alma, y en el día de su nacimiento es que el mundo festeja el día de la no violencia y del boicot pacífico.