El pueblo Sarayaku exige la creación de zonas de exclusión petrolera, minera y forestal.

comunidad indigena sarayaku ecuador

Ubicado en la región amazónica del Ecuador, en la cuenca del río Bobonaza, el pueblo kichwa de Sarayaku está integrado por 7 comunidades que luchan por la protección de su territorio sagrado.

El pueblo Sarayaku está asentado en un territorio con muchas riquezas naturales y biodiversidad que se encuentra amenazado por proyectos petroleros. Lamentablemente las recompensas económicas que se ofrecen han hecho que varias familias vendan sus tierras, colocando en grave riesgo el bienestar de todos. Actualmente, la comunidad se ha organizado para conseguir que sus tierras sean declaradas como zonas de exclusión petrolera, minera y forestal.

Reconocimiento y adopción de zona de exclusión petrolera, minera y forestal

Comprendiendo que los proyectos petroleros son incompatibles con la protección de los territorios sagrados, el pueblo Sarayaku pide que el petróleo y los minerales permanezcan bajo tierra. Estos territorios colectivos serán destinados a proyectos comunitarios de acuerdo a su organización social, cultural, ambiental y económica. Esta petición ha sido hecha ante organismos internacionales y las instituciones del Estado ecuatoriano.

Este pedido incluye se compone de varios puntos:

Que se reconozca la categoría de Selva Viviente o Kawsak Sacha

Demarcar geográfica y simbólicamente los linderos ancestrales de los territorios de los pueblos indígenas amazónicos.

Que los pueblos puedan organizarse de acuerdo a este principio de Selva Viviente.

Todo esto se encuentra descrito en su página web para mayor información.

Selva Viviente o Kawsak Sacha

Según la cosmovisión de los pueblos indígenas de la cuenca del Bobonaza, los territorios están conformados por tres unidades ecológicas esenciales: La selva (Sacha), los ríos (Yaku) y la tierra (Allpa), los cuales sostienen la vida de infinidad de especies. La misión del pueblo Sarayaku es la de preservar estos territorios sagrados, usando de forma sustentable los recursos para la vida de tal forma que se fortalezca la Vida en armonía (Sumak Kawsay) y se garantice la continuidad de la Selva Viviente (Kawsak Sacha)

La Selva Viviente (Kawsak Sacha) es un espacio territorial más allá de cualquier nacionalidad, destinado a elevar las facetas emocionales, psicológicas, físicas y espirituales vitales para mantener la energía y salud de los pueblos. También es un área donde se transmite la sabiduría y conocimientos, donde los mayores entran en contacto con los amos y señores de los lugres vivientes, los seres protectores, y se interrelacionan con ellos, para que no se alejen los animales y se mantenga el equilibrio natural.

Conclusión

El pueblo Sarayaku lucha por conservar su cultura, ya que el “desarrollo económico” la amenaza, a pesar de que su cultura es de paz y promueve la armonía para la preservación de la vida. Esta sabiduría es la que les ha permitido sobrevivir hasta ahora.

Ante las circunstancias ellos han tenido que asumir guerreramente su papel de guardianes de la selva y nos hacen un llamado a todos, como especie humana, para que apoyemos y al mismo tiempo asumamos también nuestro papel para la preservación de la vida en el planeta.

Este es el llamado del Pacto Mundial Consciente. Si eres un ser humano, más vale que hagas parte de la solución mientras aún podemos soñar con un mundo en el que el denominador común sea la felicidad.