El Derecho de las Especies

Articulo escrito por Dorian Antuna para PMC.

En las Naciones Unidas, en las Constituciones de Ecuador y Bolivia, y también en Nueva Zelanda, en el caso de ríos, selvas o parques, se habla de una Jurisprudencia de la Tierra, un concepto biocéntrico que adjudica a la Naturaleza derechos jurídicos propios inherentes a la misma Naturaleza y que no dependen de ningún gobierno que los puede revocar en cualquier momento.

México elije la vida

México elije la vida

Esto viene a colación porque producto de una iniciativa ciudadana presentada por cerca de 150 organizaciones de la sociedad civil, y resultado del esfuerzo colectivo realizado dentro del PRIMER FORO MUNDIAL POR LOS DERECHOS DE LA MADRE TIERRA en el que participaron activistas, artistas y académicos, y que diputados dentro del constituyente abrazaron como propias, el pasado 11 de enero de este año fue incluido dentro de la Constitución de la Ciudad de México el artículo 18 referido a los Derechos de la Naturaleza que en su inciso 2 y 3 dice:

“El derecho a la preservación y a la protección de la naturaleza será garantizada por las autoridades de la Ciudad de México en el ámbito de su competencia y tendrá por objeto reconocer y regular la protección más amplia de los DERECHOS DE LA NATURALEZA conformada por todos sus ecosistemas y especies como un ente colectivo sujeto de derechos”

¡Qué maravilla! El alma aspira a la vida y al conocimiento, hoy, en el ejercicio del reconocimiento de nuestro planeta como una entidad viva, habremos de reconocer nuestra propia naturaleza y reconocer las leyes originales escritas en los vestigios minerales, en el caracol y la pluma, al mismo tiempo que nos abrimos al lado poético y profético capaz de identificarse no con el yo antropogénico sino con el espíritu de la Tierra.

1er Foro Internacional de los Derechos de la Madre Tierra en México

1er Foro Internacional de los Derechos de la Madre Tierra en México

Así como en su Constitución de 1917, México le aportó al mundo una nueva generación de derechos (los sociales), ahora el constituyente de la Ciudad de México no le falló a su deber histórico al abrir un nuevo capítulo y una nueva generación de derechos (los naturales), y con ello una inspiración para el mundo en el devenir legislativo en la materia, prueba de ello es que a tan sólo unos días de aprobado este artículo la instancia “Harmony with nature” de la ONU incorporó a su página el preciado art. 18 de la CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LA CIUDAD DE MÉXICO para que sirva de guía a otros países que están buscando incorporar esta figura en sus constituciones.

Aunque parecía complicado, el movimiento feminista logró que la constitución de la ciudad de México garantizara la salud sexual, reproductiva, y una vida libre de violencia que incluye a los adultos mayores, los niños y a la comunidad LGBTTTI, asentando la base para el reconocimiento y la consagración de la diversidad en el corazón de la ciudad de México, sin duda, el futuro es de tierra, este es el camino de la inspiración, no se desanimen nunca, fuerza, determinación, la lucha por la defensa de nuestra Madre, por la reincorporación de la sagrada femenina en este mundo que no está completo, ni política, ni religiosa, ni social ni culturalmente sin este aspecto vital de nuestra existencia, decimos que esta lucha apenas empieza, empieza cada día al despertar y continua en la noche durante los sueños, ciertamente esta es la gran batalla de nuestra era donde conviene desarmarnos en favor de la naturaleza.

Respeto por la Madre Tierra

Respeto por la Madre Tierra

Hijas e hijos de la Tierra, reestablezcamos el diálogo fino donde la palabra sana y sostiene la vida; entre el lenguaje voraz del capital y el lenguaje de la Tierra habremos de tejer una doble espiral sincrética con resonancia armónica, donde nuestros cantos y nuestras acciones derramen amor paseando su bendición terapéutica.